Comercio electrónico: Iniciativa de Banco Santander impulsa a Pymes

Cropped shot of an attractive young businesswoman using her camera to photograph cupcakes for her blog

Compartir noticia

La aceleración del e-commerce producto de la pandemia es una tendencia que llegó para quedarse, y el primer paso es contar con una buena plataforma. Desde hace varios años Banco Santander incorpora en su propuesta de valor el desarrollo de un sitio web para sus clientes Pyme, beneficio que ha sido especialmente valorado en este último tiempo. 

Ya son 15.600 clientes pyme Santander los que han utilizado el beneficio de sitio web gratis que cuenta con dominio propio, email corporativo, catálogos de productos, carrito de compras, control de stock, integración de medios de pago, integración a redes sociales y sistema de gestión. 

Para obtener el beneficio sólo se requiere ser cliente Pyme activo, tener office banking activo o contratar un Pago Automático de Cuentas. Actualmente, Banco Santander tiene disponibles más de 14.000 cupos para clientes que quieran crear su página web con esta modalidad. 

Y si bien la contingencia potenció la transformación digital de las pymes, las cifras del Ministerio de Economía indican que aún queda un largo camino por recorrer: a julio de este año el 46% declaraba tener sitio web, pero solo el 13% contaba con comercio electrónico. 

El 2020 Santander fue reconocido por la revista Euromoney como el mejor banco del mundo para pymes y tiene un compromiso con su desarrollo: A septiembre de este año ha otorgado más de 35.000 Créditos Covid. Asimismo, desde 2016 trabaja con la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) que reúne a más de 36.000 socios. 

Experiencias

Blanca Torres, tiene un emprendimiento de artículos publicitarios y regalos corporativos que se ha ido reinventando desde octubre de 2019. Hasta esa fecha www.enmarcate.cl era un sitio informativo, pues el foco era 100% empresas, las que trabajan con cotizaciones y órdenes de compras. Pero en el último tiempo, la realización de eventos tuvo una baja drástica, lo que produjo una importante caída en las ventas que la obligó a dar un giro hacia el mundo minorista y, por un interés personal, incorporó los kit de bordados que han resultado todo un éxito.

La pandemia vino a potenciar el negocio online y es así como la web se ha transformado en el principal motor de ventas. “Mi experiencia ha sido muy buena, la página es fácil de manejar y cuenta con todo lo necesario para trabajar en ella; se actualiza constantemente y se enlaza con todas las herramientas web”, explicó Torres, quien incorporó el beneficio de Santander.

Blanca destaca lo amigable de la página, y lo útiles que son los tutoriales, por lo que no requiere de apoyo de ningún experto para gestionarla ni para analizar las estadísticas que le permiten perfilar mejor las ventas.

Fuente: cooperativa.cl

Admin

Read Previous

Un panadero comodorense elabora en Chile, facturas “a la argentina”

Read Next

Las nuevas tendencias en el consumo de pan: canal artesanal y online para un producto fresco

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *